ORACIÓN PARA HOY, VIERNES 22 DE MARZO

Dios mio, gracias por esta nueva oportunidad de que me das de vivir. Te pido que ahora permitas caer una abundante lluvia de bendiciones sobre mi corazón, sobre mi ser, para que lleno de la increíble fuerza que todo lo transforma pueda apostarlo todo por Ti. Quiero ser un discípulo según tu sagrado corazón, un discípulo digno de ser llamado por Ti para vivir tu labor.

Padre amado, bendíceme y lléname de tu fortaleza para continuar adelante. Sé que no necesito colocarme máscaras y que puedo asumir mi debilidad. Sé que no siempre hago lo que deseas, que hay fuerzas que me llevan por el camino equivocado.

Por eso, te ruego que vengas a llenarme, que vengas a tomarme, que vengas y te manifiestes con gran poder sobre este humilde y débil corazón. En mi debilidad muestra tu fortaleza, y en mi incapacidad, tu infinito poder. Muéstrame el camino, Dios mio, que no es fácil la vida, que puedo caer y cometer errores si no me llevas en tus brazos. Sóstenme en Ti, libérame de la rutina en la que a veces vivo. Quiero que me ayudes a entender mi cotidianidad de manera nueva, para no perderle el verdadero sentido a la vida.

Devuélvele la alegría a mi alma; cuando me aleje de tu sendero, tráeme hacia Ti con lazos de amor, para estar en tu bendición. Que pueda, Dios mio, estar alegre al comienzo de este día, con tanta alegría y tanta paz, con tanta seguridad de que nunca me fallas.

Padre eterno, que nada me quite la paz, que si llegan problemas las pueda sostener en Ti. Tú siempre estarás a junto a mi, contigo como escudo, con tu fortaleza sosteniéndome, a nada tengo miedo, a nadie temo. Si caminas a mi lado todo tiene sentido y así podré encontrar la felicidad verdadera.

Amén.

Déjanos tu comentario