ORACIÓN PARA HOY, SÁBADO 27 DE OCTUBRE

Gracias infinitas, mi Dios, porque me amas, me buscas, me bendices, me llenas. te agradezco por todo lo bueno que me das, por todo lo bueno que voy a vivir en este nuevo día, bajo tu gracia, amparado y fortalecido por Ti. Bendito Dios, que nos regalas esta mañana radiante porque nos amas.

Te glorifico, Padre santo, te adoro con todas las fuerzas de mi corazón, porque sólo Tú me amas con un amor inquebrantable, inagotable, Tú me has librado del pecado y destruyes los ídolos que me esclavizan y me muestras tu verdadero rostro. Háblame, Dios mio, en medio de todo, en las circunstancias que tengo, en las relaciones que vivo, en los trabajos que me das, en los retos que me tocan vivir. No me desampares, mi Señor, Tú eres la fuente del amor, la fuente de la vida.

Vengo ante Ti, con mi corazón abierto, con cientos de preocupaciones, pero con la fe puesta en Ti. Sé que Tú me levantas y me sacas de todas estas tempestades que estoy viviendo, que todo esto que estoy pasando es un aprendizaje para darme cuenta de que la vida sin Ti no tiene sentido. Acógeme en tus brazos, porque necesito de tu consuelo, ayúdame a continuar adelante. Que mi diario vivir sea reflejo de que Tú estás junto a mi, de que tu presencia siempre está en todas y en cada una de las cosas que hago, ayúdame a ser testimonio con mi vida.

Gracias porque nunca te cansas de llenarme de tus dones, de enviar la incesante lluvia del Espíritu Santo sobre mí, porque has cambiado mi vida, porque eres tan grande y tan bueno conmigo.

Gracias porque puedo despertar y contemplar tu grandeza; no importa cuán duras sean las pruebas, siempre me otorgas las fuerzas para seguir adelante. Gracias, porque siempre me recibes con los brazos abiertos, porque eres mi refugio. Te entrego cada una de las cosas que hay en mi ser, tómame, guíame y restáurame.

Amén.

Déjanos tu comentario