ORACIÓN PARA HOY, MIÉRCOLES 28 DE NOVIEMBRE

Mi Dios, hoy al abrir los ojos me doy cuenta de que nada soy sin tu maravillosa presencia. Alzo mi mirada al cielo para decirte cuánto significas para mí que Tú con tu amor y misericordia me hayas mirado. Clamo a Ti, Padre amado, para pedirte tu fuerza, para que habites mi corazón. Ayúdame a afrontar cada situación, anímame siempre a darlo todo; ayúdame a esforzarme, y no me dejes desfallecer ante la ninguna prueba.

Te necesito, mi Señor, sé que Tú no me abandonas y no me dejarás nunca solo. Quiero decirte que eres lo más grande que tengo en mi vida, que nunca más me sentiré solo porque sé que Tú siempre vas a estar a mi lado . Soy muy frágil, mi Señor, y me da miedo enfrentar la vida, pero sé que contigo dándome tu fuerza, podré vencer lo que me proponga, porque si te tengo a Ti nada me faltará.

Gracias por escucharme, mi vida está en tus santas manos y sé que ese es el mejor lugar en el que puedo estar. Sé que con tu amor puedes sanarme, puedes levantarme. Ayúdame a vivir en libertad, no quiero ser esclavo de nada, quiero que me ayudes a comprender y entender que los vicios, las ataduras no son buenos para mí y que Tú nos hiciste libres. Eres Tú, mi Dios, lo único real que vive en mí; eres lo que está en todo lo que nace; eres el que está en lo que termina; eres, mi buen Dios, lo que me conforta, eres mi roca firme, lo eres todo para mí.

Te pido que seas mi luz en todo, que me guíes, lo único seguro que tengo eres Tú y tu amor por mí que es tan grande, tu misericordia que es incomparable, nadie como Tú.

Tú eres el único a quien puedo creerle, el amor verdadero viene de Ti, eres a quien debo buscar siempre, en cada momento de mi vida; eres lo que está por venir a mi vida; eres lo que seré poco a poco para tu eterna gloria; eres todo lo que amo. Te agradezco inmensamente porque me escuchas y actúas en mi corazón cada día.

Amén.

Déjanos tu comentario