ORACIÓN PARA HOY, MIÉRCOLES 27 DE MARZO

Padre amado, eres la fuerza que me anima cada día y me llena para que mi pie nunca tropiece. Bendito, alabado y glorificado seas siempre. Mi Señor, te agradezco por este nuevo día, porque en medio de aciertos y desaciertos, entre momentos adversos y momentos de alegría, descubro tu divina gracia actuando sobre mi vida.

Gracias, porque en medio del mar de las dificultades, extiendes tu amorosa mano para salvarme, porque cuando me pierdo por oscuros senderos, sales a mi encuentro para orientarme. Eres fiel a tus promesas y te manifiestas con majestuosa grandeza en mi vida, actúas con autoridad cuando te pido que vengas a mi ayuda. Gracias por cada una de las bendiciones que me das y por toda la ayuda que me otorgas, porque eso me da animo para continuar luchando, creyendo que no estoy nunca solo.

Contigo en mi vida, no me dejo vencer en la batalla por el odio y el resentimiento, no voy a permitir que esos sentimientos se aferren en mi interior y me hagan actuar de la misma manera que la gente que hace daño. Con tu gran misericordia los perdono y con tu infinita sabiduría quiero buscar la manera de ayudarlos a tener un corazón sano, libre de odios y lleno de tu maravilloso amor. Tengo la plena seguridad de que a tu lado no vivo apegos emocionales, porque tu gran amor me hace libre.

Tu amor es eterno, no me tratas como merecen mis pecados, por el contrario, sé que sientes en tu interior mi dolor. En cada situación te pones en mi lugar, sin ser un juez de mis actitudes, sino dándome tu amor y misericordia.

Dame tu luz, Dios mio, regalame el don de la alegría para permanecer dándote las gracias por todo tu incondicional amor. Padre amado, comienzo este día con todo el ánimo para batallar con valentía. Padre, otórgame tu bendición.

Amén.

Déjanos tu comentario