ORACIÓN PARA HOY, MIÉRCOLES 10 DE ABRIL

En este nuevo día te doy las gracias, Padre amado, porque siempre al lado mio, siento tu divina presencia en este nuevo despertar. Gracias porque jamas me fallas, no te pierdes, ni has dejado que yo me pierda. Te pido que me ayudes a no preocuparme, porque todo el tiempo estás junto a mi; no dejes que pierda tu paz por las adversidades y los momentos difíciles.

Te entrego mis instantes de dificultad, de enfermedad, de dolor, de tristeza, todo lo coloco en tus benditas manos. Nunca tengo dudas, en ningún instante que tu gracia me llega al corazón para hacerme cada vez más valiente y fuerte. Coloco en tus santas manos cada uno de los momentos que me arrebatan el ánimo de seguir adelante, los que se me salen de mis manos y por los que algunas veces he perdido el control.

Dame las fuerzas para afrontar mi realidad, no quiero deambular sin un norte, quiero tener despejado mi sendero, saber por dónde y cómo tengo que ir. Regalame la capacidad de sostenerme en pie, con autoridad cuando las adversidades se presentan, que tenga las suficientes fuerzas para salir adelante, con metas claras que se transforman en faros que iluminan mi vida. Que explore dentro de mí mismo un maravilloso regalo, el mayor de todos los regalos, que me permita descubrirte a Tí, mi Padre amado.

Tú has estado desde el comienzo de mi existencia, Tú me diste el regalo de la vida y me la regalaste para que sea feliz en medio de todo.

Me colmas de todos tus maravillosos dones para lograr la felicidad verdadera, esa que solo puede venir de Ti, de dejarlo todo por Ti, de vivir sin ningún arraigo, de confiar en que todo tiene solución porque está en tus benditas manos, porque eres el único dueño de la existencia, porque eres el único dueño de todo. Grande eres por siempre y para siempre, Dios de bondad, grande es tu maravilloso amor, porque eres nuestro Padre eterno.

Amén.

Déjanos tu comentario