ORACIÓN PARA HOY, MARTES 9 DE ABRIL

Padre del cielo y de toda nuestra existencia, gracias porque me regalas la capacidad de vivir según tus enseñanzas, porque renuevas de mi ser, porque me permites ir por la vida acompañado de tu maravillosa presencia que me ayuda a curar mis heridas. Te agradezco porque creo en tu infinito poder y sé que no estaré decepcionado, porque eres maravilloso y bueno, porque vas más allá de cualquier lógica, porque nunca me abandonas.

Sigo aquí en pie de batalla, siempre dispuesto a darlo todo en cada nuevo día que me regalas. Tú, mi Dios, no te enfrascas en las pequeñas lógicas de este mundo, como opinan los que tienen poder, los que son reconocidos por las multitudes. Tú elección es la humildad, te decantas por lo pequeño y lo sencillo, por lo único y lo que realmente importa que es la capacidad de amar y necesitar poco para encontrar lo valioso de nuestro ser.

Gracias, Santo Padre, porque somos seleccionados por Ti, porque sabes bien quiénes somos, sabes qué hay dentro de nuestro ser, conoces lo que habita en nuestro interior y nos amas infinitamente. Se Tú quien hoy me asegure con tu presencia la paz y la tranquilidad que nace de hacer las cosas bien en una cercana relación contigo, Dios de mi vida y mi Padre, quiero caminar a tu lado siempre, Tú y yo juntos. Te amo con locura y confío en tu infinito poder.

Quiero ofrendarte este nuevo día. Sabes mis necesidades, conoces bien que en medio de cada una de mis obligaciones siempre quiero sentir tu inigualable presencia en cada actividad que tenga.

Te ruego que me hagas sentir tu maravilloso amor que me llena y me motiva para continuar adelante. Confío ciegamente en Ti y en todo lo que me has dado a esta hora, en el transcurso de este nuevo día y en cada instante. Te agradezco por todo lo que haces por mí, pues me colmas de esperanza, de valentía, de fe para salir a edificar un día de paz y de amor con todos.

Amén.

Déjanos tu comentario