ORACIÓN PARA HOY, MARTES 19 DE MARZO

Padre eterno, gracias por este nuevo amanecer que me regalas. Hoy quiero poner ante Ti todos y cada uno de mis pensamientos. Me despierto sabiendo que me llamas a estar al lado tuyo, que me invitas a estar contigo. Tú eres bueno, grande y me amas mucho. Te agradezco por no cansarte nunca de esperar por mí.

Cuando he necesitado de ti, cuando me sentí vacío, cuando sentía temor, cuando me faltaban las respuestas y mi corazón estaba destrozado, entonces supe que estás a mi lado siempre, me di cuenta que no te vas de mi lado aunque yo me a veces me aleje de Ti. Porque me amas de verdad, porque cada día me atraes a tu infinito amor y me regalas tus bendiciones.

No tengo temor de cruzar el desierto si estás junto a mi y me guías. Tu bondad no tiene límites, tu poder no conoce ninguna frontera, por eso mi confianza está puesta plenamente en Ti. Que en las dificultades que se puedan presentar tenga claro en mi corazón que me resguardo en Ti, que te busco constantemente porque eres mi salvación, la roca donde me pongo a salvo, la mano bendita que me libra de mis enemigos.

Bendice mi vida, Padre amado, que caiga ahora una poderosa unción de tu Santo Espíritu sobre mí. Bendice a los que están a mi lado, que cada corazón sea tocado por Ti y que todos aquellos que necesiten de tu consuelo sean tocados por tu misericordioso amor.

Gracias, mi Señor, porque me muestras tu divina voluntad con claridad y me animas a continuar adelante, aún en las situaciones más difíciles me hablas y me dices que debo seguir confiando en tu infinito poder. Todo lo que tengo lo pongo en Ti, lo entrego en tus manos benditas, con infinita confianza, porque sé que eres mi Padre amado.

Amén.

Déjanos tu comentario