ORACIÓN PARA HOY, LUNES 27 DE AGOSTO

Al iniciar este nuevo día quiero unirme a las palabras del salmo para decirte que necesito de tu ayuda. “Señor, no es orgulloso mi corazón, ni son altaneros mis ojos, ni voy tras cosas grandes y extraordinarias que están fuera de mi alcance. Al contrario, estoy callado y tranquilo, como un niño recién amamantado que está en brazos de su madre” (Salmo 131). No lo hago con una actividad altanera ni creyendo que lo merezco todo sino porque sé que nada merezco y lo que me das es por tu misericordia y amor.

Gracias por amarme con ese amor infinito que tienes para mí me hace sentir feliz y motivado. Gracias, mi Dios, porque me das fortaleza interior para superar esos momentos duros que he tenido que vivir.

Te los entrego porque algunos de ellos pesan y al dártelas quedo libre para seguir adelante. Gracias porque sé que en este momento estarás actuando en mi vida y me sanarás todas las heridas que la vida me ha causado, para que esté listo, en este día, para seguir adelante construyendo mi felicidad en Ti. Gracias porque todas las heridas las sanas con tu amor y con tu misericordia.

Hoy quiero que me ayudes a ser una persona comprensiva, no quiero ser alguien intolerante. Lléname de tu Espíritu Santo para poder ser compasivo como Tú quieres que lo sea.

Lléname de amor y de todo lo que necesito para no dejar que las dificultades me dejen caer y así ser como Tú, mi Jesús, que a pesar de tenerlo todo en contra seguiste confiando y creyendo en la Voluntad del Padre. Estoy seguro que tienes para mí momentos agradables y bellos, por eso estoy abierto a tu Palabra, a tu acción y a tus bendiciones para comenzar este nuevo día según tu voluntad.

Amén.

Déjanos tu comentario