ORACIÓN PARA HOY, DOMINGO 3 DE MARZO

Aquí estoy, poderoso Padre, delante tuyo para que me ilumines con tu increíble amor para que nada en mí quedé sin ser tocado por tu Espíritu Santo. Lléname con tu paz para actuar siempre con inteligencia y sabiduría en cada una de las situaciones que debo afrontar. Si tengo paz en mi corazón podré pensar y meditar cada una de mis acciones.

Si tengo paz seré capaz de medir cada uno de mis actos. Si tengo paz no me dejo llevar por los instintos que me llevan a actuar como Tú no quieres. Sin tu bendición mi vida es muy difícil y no tengo nada que hacer. Si Tú no estás presente en mi vida todo se vuelve gris, y no tengo motivos para continuar.

Sin Ti, todo se enreda y no encuentra forma, por eso siempre te pido que estés presente en mi vida, que tomes posesión de mi corazón, que seas el absoluto dueño de mi ser, de mis acciones y así poder darle sentido a todo lo que vivo. Llena de alegría mi mente para que cada pensamiento esté marcado por el entusiasmo. Dame tu ayuda para no tenerme miedo a nada. No dejes, Padre adorado, que me vuelva un ser indiferente a tus bendiciones y termine diciendo que no tengo nada cuando realmente tengo mucho.

Inicio este día con alegría en mi corazón porque estoy seguro de que nunca me dejas y me ayudas a seguir luchando con valentía. Te alabo porque me has salvado, cada vez que clamo tu maravillosa presencia de amor en mi vida, Tú me respondes y obras bendiciones en mí.

Te agradezco por mirarme con compasión, porque no me desprecias por mis pecados, no me echas a un lado porque he cometido errores sino que me tomas entre tus brazos y me enseñas el gran amor que me tienes.

Amén.

Déjanos tu comentario