ORACIÓN PARA HOY, DOMINGO 25 DE NOVIEMBRE

Gracias, Dios, porque puedo abrir los ojos y sentirme amado por Ti. Estoy aquí convencido de que encontrarme contigo es motivo de sanación y de liberación. Te agradezco, Padre, por todo lo que haces en mi vida, porque eres mi aliento y mi fortaleza en los momentos complicados. Gracias porque siempre estás a mi lado bendiciendo y llenando mi vida de Ti.

Gracias porque guías mi camino y diriges mis días, y porque nunca me abandonas. Ayúdame a no perder la calma, a enfrentar las dificultades con la serenidad que me da tu presencia. Guía mis acciones y mis palabras, alegra y bendice lo que soy y lo que hago.

Quiero sentir que estoy en tus manos y que eres Tú el que me lleva a lo largo de mi vida. Actúa, Padre amado, en mi corazón para que cada día pueda confiar más en Ti y así no tenga miedo a la vida ni sienta angustia por los problemas. Enséñame a ser fuerte, a comprender los momentos de dolor y dificultad como experiencias que me ayudan a cambiar para ser mejor. Quiero sentir tu amor que me da seguridad y paz. Ayúdame a transmitir alegría a los demás, a ser compañía, a ser real instrumento de tu paz. Dame la posibilidad de entender que todos necesitan una sonrisa y que si puedo darla debo hacerlo.

No dejes, Padre, que mis dificultades me quiten las ganas de hacer sentir bien a los demás. Gracias por tu amor, por tu compañía, por tu protección, por tu guía, por hacerme sentir que soy importante para Ti.

Quiero ser como Tú, Señor Jesús, servidor de los demás, por eso abro mi corazón para escuchar tu voz y para que me guíes hacía la gente que necesita de mi ayuda. Gracias por amarme y por mostrarme que siempre estás a mi lado pase lo que pase.

Amén.

Déjanos tu comentario