ORACIÓN DE LA NOCHE DEL VIERNES 8 DE FEBRERO

Te alabo, Padre eterno, en esta noche por cada una de las situaciones en las que me ayudaste a salir con tus magnificas fuerzas. Gracias por cada persona con la que tuve la oportunidad de compartir. Gracias por cada persona con la que me encontré, por cada palabra que me has expresado hoy por medio de las personas que amo.

Gracias, mi Señor, por este nuevo día que me has permitido vivir. Quiero pedirte en esta noche que me permitas ser una bendición para las personas que están a mi alrededor, que ellas puedan encontrar en mí una muestra de tu infinito amor y que yo no sea nunca piedra de tropiezo para su relación contigo.

Pongo en frente de tu corazón a mi familia, todos y cada uno de ellos, con todos sus sueños y todos sus anhelos, con su manera de vivir y con su forma de comprender la vida. Te pido que nos bendigas con unión, con fraternidad, solidaridad, que nos podamos entender siempre unos a otros. Quita todo rencor, que podamos siempre reconciliarnos, amarnos, apoyarnos sin condición. Te pido un corazón dócil, abierto, siempre dispuesto, firme en Ti, confiado plenamente.

Cólmame de Ti, totalmente, que la plenitud sea una realidad para mí. Quédate a mi lado, Dios mio, arrópame con tu manto protector. Te pido que bendigas mi sueño en esta noche, mi descanso; te entrego todo lo que soy, lo que tengo, lo que espero, te doy mis cada uno de mis sentimientos para que lo hagas conforme a los tuyos, pon tu corazón en mi corazón, tu vida en la mía.

Te agradezco, mi Dios, porque me dejas hablarte, porque sé que escuchas mi oración y con atención lo que mi corazón está diciendo.

Amén.

Déjanos tu comentario