ORACIÓN DE LA NOCHE DEL VIERNES 15 DE JUNIO

Señor, lléname de tu amor y hazme descansar plenamente en Ti. Gracias por este día que ya pasó. Te pido que bendigas mi corazón cansando y preocupado. Gracias porque durante este día he experimentado tu fuerza y tu amor en todo mi ser. Sana todas las heridas que no me dejan vivir con tranquilidad, que me tienen atado y no me dejan seguir adelante. Toca mi mente, mi corazón y hazme tolerante a la diferencia. Quiero estar sumergido en tu amor y descansar con serenidad en él.

Ayúdame a estar preparado para enfrentar los problemas de cada día. No dejes, mi Señor, que me acostumbre a los errores y a los pensamientos negativos.

Pero también quiero agradecerte por esos errores, porque por ellos he aprendido grandes cosas, a no tomar decisiones apresuradas ni cuando estoy de mal humor, a pensar bien las cosas antes de hacerlas, a respirar antes de hablar. Gracias, mi Dios, porque siempre me perdonas. Quiero que mientras duerma, Tú vayas actuando en mí, prepárame y ayúdame con todas las situaciones que tengo que vivir mañana, que todo salga según tu voluntad y sea para mí bendición.

Acompaña también, Señor, a los que amo y que están tratando de descansar, prepáralos y ayúdalos, para que puedan vencer los obstáculos que la vida les pone. Gracias por la bendición que les das a cada uno de ellos, que sean fuertes y serenemos frente a cada una de las adversidades. Te alabo, Padre Dios, porque me has mostrado tu bondad, porque me llenas la vida de respuestas, te bendigo porque siempre encuentras caminos de solución para nuestras vidas a las cosas que sentimos que no podemos resolver solos.

Amén.

Déjanos tu comentario