ORACIÓN DE LA NOCHE DEL VIERNES 13 DE JULIO

Señor, gracias por llamarme cada noche por mi nombre para que venga a tu morada, para que descanse mi corazón en el tuyo antes de irme a dormir. Gracias porque me he sentido protegido y amado por Ti, mi Señor. Gracias por la posibilidad que me regalas de amar a los demás, gracias porque por medio de ellos también tengo la posibilidad de conocer tu amor, y entender que nos necesitamos los unos a los otros. Te alabo y te doy gracias porque eres mi Rey de Reyes, mi Padre celestial, el que siempre está a mi lado para darme aliento. Gracias por darme la vida y por ser mi Padre.

Gracias por perdonarnos, por acogernos, porque no nos marginas a pesar de nuestros pecados; al contrario, tiendes más puentes de amor, más lazos para atraernos a Ti. Yo te alabo, Jesús, yo te bendigo, yo te glorifico en este momento de oración. Nada se compara contigo, porque no hay manera más grande de amar que entregar la vida por quien se ama y ahora yo quiero entregarte mi vida, para que hagas en ella siempre tu Voluntad.

Yo sé que estás conmigo y a mi lado, que no me fallas nunca y te preocupas por mí, nunca desatiendes la voz de alguien que te suplica, sino que agachas tu oído para escucharme y para hacerme sentir todo tu amor y tu protección. Ahora quiero que estés en mi descanso, en el silencio de este momento de intimidad, ahora que me dispongo a descansar. Te amo y confió en tu bendición, me acuesto a dormir con la seguridad que estarás a mi lado cuidándome.

Amén.

Déjanos tu comentario