ORACIÓN DE LA NOCHE DEL VIERNES 11 DE ENERO

Gracias, mi Señor, porque puedo ver que siempre hay esperanzas, que toda dificultad se puede cambiar, que hay muchos motivos para no rendirme y que se puede seguir adelante sin bajar los brazos. Que toda tormenta tiene su final y toda noche oscura tiene un nuevo amanecer. Esta noche levanto los brazos para recibir la fuerza que viene de lo más alto.

Tengo la certeza en mí corazón de que puedes ayudarme, porque siempre lo has hecho, porque jamas me dejas solo, porque he visto cómo actúas. No hay mal grande para Ti, ni enfermedad que pueda contigo. Gracias por estrecharme en tu corazón y hacerme sentir que me amas y que quieres lo mejor para mí.

Confío plenamente en Ti, Padre amado, creo que estás aquí a mi lado, que caminas siempre conmigo. Dame la fuerza necesaria para afrontar los momentos difíciles, y la alegría necesaria para enfrentar también los momentos de felicidad. Gracias, mi Dios, por todo el bien que haces en mí, porque sé que a pesar de mis equivocaciones, siempre permaneces junto a mi, porque me amas.

Ven a vivir en mí, moldea mi manera de pensar para que cambie mi manera de vivir.  Eres mi alimento y mi agua de vida; mi sustento y mi medicina. Eres mi única verdad. Te agredezco por derramar todos tus dones sobre mí y hacerme consciente de que puedo seguir adelante con tu ayuda.

Antes de ir a descansar esta noche quiero darte gracias por todo lo que me das, Tú eres todo para mi vida, cuando Tú estás conmigo la vida es más linda, me siento protegido y totalmente seguro.

Amén.

Déjanos tu comentario