ORACIÓN DE LA NOCHE DEL VIERNES 1 DE FEBRERO

Bendigo tu Santo Nombre, Dios de infinita misericordia, porque no me fallas nunca, ningún día de mi vida, ni dejas de bendecirme, de animar mi corazón, de llenarme de gran fortaleza para que pueda seguir adelante, para que pueda seguir batallando día a día. Gracias por este día que termina y que me has permitido vivir.

Gracias por recordarme que me has creado para vivir en libertad, para ser plenamente feliz. Eres todo para mí, Dios mio, gracias por permitirme estar junto a Ti al llegar la noche. Hoy quiero que de mi boca salgan solo palabras de agradecimiento por todo lo que haces por mí día a día.

Permíteme tener siempre palabras de aliento para todas las personas que lo puedan necesitar. Te pido que me llenes de Ti en esta noche, para despertar mañana con el firme deseo de servir a los más necesitados, para lograr sembrar esperanza en un mundo que en muchas ocasiones solo promete tristezas y amarguras. Te entrego a mi familia, a cada una de las personas que con las que me has permitido compartir la vida.

No dejes que los momentos de adversidad nos separen, sino que en esos instantes podamos sentir tu infinita fuerza y podamos salir adelante en unidad. 

Bendito sea el Señor que ahora me sostiene y en cuyo seno me acuesto a descansar. Confío en que mientras duermo me cólmas de paz y amor para que mañana pueda continuar construyendo mi vida. Duermo con la plena seguridad de tu protección.

Amén.

Déjanos tu comentario