ORACIÓN DE LA NOCHE DEL SÁBADO 5 DE ENERO

Aquí estoy, mi Dios, en el silencio de esta noche, para pedirte que me des la gracia de descansar. Mi corazón se alegra, Dios mio, porque puedo terminar este día en tu presencia. Gracias por cada momento que me permitiste vivir hoy, por todas las cosas que aprendí. Tú eres el centro de mi corazón, solo en Ti encuentro la luz para poder caminar.

Solo en Ti encuentro verdadero refugio, solo en Ti encuentro la fuerza que necesito para vencer los momentos más adversos. Eres la luz en las noches oscuras, eres quien me da fuerzas para vivir.

Gracias, Padre, por hablar en el silencio, por regalarme esta serena bendición, porque sé que me mostrarás el camino una vez más, con tu ternura, con tu cariño a prueba de todo. Fuerte es tu amor por mí, grande es tu misericordia, por eso mi ser se alegra en tu divina presencia, mis labios cantan tu grandeza y es que has sido tan bueno conmigo, siempre me has llenado de incontables bendiciones y siempre me tienes paciencia porque buscas las maneras para que comprenda que estás hablándome al corazón, que estás aquí mostrándome que quieres de mí.

Que pueda escuchar tu voz, mi Dios, la voz de tu Palabra, que se manifiesta en la tranquilidad de este instante. Te agradezco por permanecer siempre a junto a mi a pesar de mis fallas.

Gracias por estar conmigo en medio de mis equivocaciones. Te alabo y te bendigo, Padre amado,  porque me permites sentir en este momento tu presencia que me llena de paz para poder descansar. Dios, todos mis sueños están en Ti, porque siento que tu amor no se aparta de mi corazón.

Amén.

Déjanos tu comentario