ORACIÓN DE LA NOCHE DEL SÁBADO 26 DE ENERO

Gracias, Dios mio, cada cosa que me has regalado durante este día. Gracias porque pude sentir nuevamente tu maravillosa compañía y tu protección. Aquí estoy, Padre amado, luego de la larga batalla de este día, estoy aquí, cansado y necesitado de Ti. Hoy quiero suplicarte que tomes el control de mi vida y me llenes de tu inmenso amor.

Gracias, por consentirme y hacerme sentir que eres mi Padre y que quieres siempre lo mejor para mí. Sólo Tú me puedes dar la fuerza y la paz que necesito para afrontar mi futuro. La fuerza para no dejar que las situaciones corran por el camino erróneo y la paz para saber escoger el momento oportuno. No dejes que las dificultades que atravieso me quiten la esperanza y la capacidad de confiar en que Tú me acompañas y me das la fuerza que necesito.

Va pasando el tiempo, mi Dios, y la ansiedad me invade, por lo que ocurrirá y por lo que pasará, pero yo te doy gracias, mi Señor, porque puedo sentir tu maravillosa presencia siempre; en los momentos de adversidad y en los de alegrías. Gracias porque respetas mis decisiones, por ser siempre una propuesta de amor, por dejarme libre para que edifique mi vida, gracias por acompañarme para que siempre tome el camino adecuado.

Dame un descanso en el que pueda recuperar mis fuerzas, en el que pueda sentirme seguro de tu gran protección.

Quiero entregarte en esta noche a cada persona que amo y a las que me aman, para que Tú las llenes de Ti y les hagas comprender que vale la pena vivir en alegría, aún en medio de las situaciones adversas que tiene la vida. Te alabo y te bendigo, y te pido que me des un descanso tranquilo en esta noche.

Amén.

Déjanos tu comentario