ORACIÓN DE LA NOCHE DEL SÁBADO 22 DE SEPTIEMBRE

Gracias, Señor, por este día que termina. Gracias por darme la paz que necesitaba para saber manejar las situaciones de dificultad y de adversidad que experimenté en este día. Ayúdame a descansar, quita todo sentimiento de miedo, toda sensación de ansiedad y toda manifestación de pesimismo que haya en mi corazón. Quiero ser manifestación de tu amor.

Cuando estoy contigo y siento tu amor entiendo que nos amas a todos por igual y que no quieres que nosotros vivamos como enemigos que se odian y buscan la manera de eliminarse. Gracias por darme la fuerza suficiente para defender al otro, al que no es como yo, pero merece la misma dignidad que tengo.

Ayúdame a hacer las cosas bien, que no me ganen mis impulsos y sepa respetar a todos, para poder actuar como un verdadero creyente. Ayúdame a seguir siendo solidario con mis hermanos, que no sea indiferente nunca a su situación, que siempre esté atento a ayudarles y unirme a su oración de súplica a Ti. Gracias por hacerme consciente de que puedo controlar mis emociones y tener paz para encontrar la mejor solución a mis problemas. No dejes, mi Señor, que el miedo, la inseguridad, me amenacen y me hagan actuar equivocadamente.

Necesito de tu ayuda, Señor, hay tantas fallas en mí y tantas situaciones difíciles que tengo que atravesar, por eso necesito de Ti para seguir adelante. No quiero dejar que la tristeza y el miedo se apoderen de mí ser, quiero luchar y dar lo mejor de mí en cada situación y comprender que pase lo que pase todo saldrá todo bien porque tu amor infinito siempre me acompaña.

Dame la posibilidad de tener paz y de comprender todas las situaciones que tengo para poder dormir en paz y estar mañana listo para continuar en mi lucha.

Amén.

Déjanos tu comentario