ORACIÓN DE LA NOCHE DEL SÁBADO 2 DE MARZO

Gracias por amarme tanto, Dios mio, esta noche te entrego el cansancio de este día que finaliza, quiero darte infinitas gracias por todo lo que viví, gracias por haberme dado la oportunidad de llegar a mi casa nuevamente y poder compartir con las personas que convivo y a las que amo con todo mi corazón.

Quiero pedirte perdón por ese amor que no dí, por esa sonrisa que no regalé al que la necesitaba, por no ser solidario, por no haberte dado lo que recibí de Ti. Cuántas veces cometemos el error de no dar a los otros lo que tanto te pedimos a Ti para nosotros. Gracias, Padre amado, por glorifícarte en mi vida, bendito seas siempre por escuchar mi oración y por atenderme con todo el amor que tienes para mí.

Sólo quiero sentirme amado por Ti, olvidando todo lo que me afecta para descansar en tus santos brazos, Dios mio. Sólo me basta tu amor, sólo me basta sentir tu maravillosa presencia en mi vida. Gracias por esta oportunidad de alabarte al terminar este día y en compañía de mis seres queridos poder decirte “alabado seas siempre mi Señor”. Quiero entregarte mi corazón para que sea sencillo y humilde, te pido que mi corazón sea noble y que todo lo que salga de él sea limpio y puro.

Gracias, mi Señor, porque sé que estás transformando cada rincón de mi corazón. Clamo a tu paz para descansar y dejar cualquier incertidumbre que tenga y no pueda resolver.

Quiero descansar con la seguridad de que mañana será un gran día porque Tú estás a mi lado. Quiero dormir tranquilo sabiendo que estás junto a mi y que no vas a permitir que nada malo me suceda. Padre mío y Dios mío, mi alabanza es para Ti.

Amén.

Déjanos tu comentario