ORACIÓN DE LA NOCHE DEL SÁBADO 16 DE MARZO

Levanto mis manos al caer la noche, para que me tomes en tus divinas manos, Dios mio. Para que me cólmes de fuerza, de ánimo, pero sobre todo de tu increíble amor. Tú eres la luz de mi vida, la claridad de cada uno de mis pasos, por eso te pido que me ilumines esta noche. Que sepa que siempre estas a mi lado y me sostienes.

Te alabo Padre del cielo porque me has levantado del abismo profundo, porque cuando la angustia llega a mi corazón, me haces sentir que estás al lado mio, que todo lo que pido es recibido en tu infinita bondad y vuelves a recordarme que en tu nombre puedo levantarme de cualquier dificultad, que Tú eres mi escudo protector en medio de mis batallas, la luz que me guía.

Que no me sea difícil seguirte, que, totalmente lleno de Ti, deje que obres en mí según tu santa voluntad. Saca de mí todo lo que no sea conforme a tu perfecta voluntad, quiero que me selles para Ti, que consagres cada parte de mi ser. Que tu Espíritu Santo me dé fuerzas, me renueve, que me transforme según tu gran amor. Ven, Padre amado, y obra en mí, que todo sea para tu divina gloria. Tú eres justo, porque haces que salga el sol sobre buenos y malos, porque nos sostienes en la vida, porque nos das tu fuerza para seguir; porque nos regalas tu abundante amor para todos.

El único amor verdadero es el que proviene de Ti, Dios mio, eres a quien debo buscar cada instante de mi vida, eres lo que está por venir a mi vida, eres lo que seré poco a poco para tu gloria divina, eres todo lo que amo.

Necesito saber aceptar todo aquello que no voy a poder cambiar y paciencia para poder saber que todo lo que venga de Ti es para mi bien. Te pido que cuides mi descansar y que mañana me permitas estar listo para continuar adelante.

Amén.

Déjanos tu comentario