ORACIÓN DE LA NOCHE DEL SÁBADO 12 DE ENERO

Gracias, Padre sanro, por este día que finaliza hoy, te pido que me dejes estar en tu divina presencia, repara mis fuerzas, sana mis heridas. No dejes que nada ni nadie me robe la paz ni este momento de bendición. Quiero liberarme de lo que me está oprimiendo, quiero elevar una oración por todas las personas que me han hecho daño, y agradecer por todos los momentos de adversidad, porque gracias a ellos hoy me encuentro en tu presencia.

Dame la gracia de ser un obrero que trabaja para tu divino reino, quiero perdonar, ayudar, servir, devolver bien por mal. Quiero tener una palabra de ánimo para aquellos que están sufriendo, quiero que me llenes de tu amor y que derrames tu Espíritu Santo sobre mí ser.

Bendito seas, mi Señor, bendito seas por el llamado que me haces cada día, dame la fuerza y el valor para asumir este reto de llevar alegría allí donde pareciera que sólo hay motivos para llorar. Que pueda demostrar mi compromiso con acciones concretas. Tu santa palabra es mi vida; me aferro a tu mensaje sanador. Eres mi maestro de vida, mi maestro de todo lo bueno, eres rico en misericordia, lleno de luz y bondad.

Contigo junto a mi yo puedo enfrentar la vida con la cabeza alta, mirando a los ojos a mis problemas y ayudar a quien lo necesite. Por eso te pido que me purifiques para que mi corazón descanse, y renueva mis fuerzas para que te siga dando la gloria sólo a Ti.

Ven, mi Dios, para hacerme de nuevo; ven a mi vida. Te agradezco inmensamente por estar a mi lado y no dejarme nunca, soy tuyo y creo en tu promesa de bendición.

Amén.

Déjanos tu comentario