ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MIÉRCOLES 6 DE MARZO

Gracias, Padre eterno, por todos y cada uno de los dones que me diste y por todas las bendiciones que hoy recibí de tu parte. Estoy totalmente convencido de que Tú ordenas todas las cosas para el bien de los que te aman, siempre estás actuando dentro de mi vida y le das sentido a todas mis experiencias.

Al estar junto a ti, respiro paz en mi corazón, solo Tú, mi Dios, me haces vivir tranquilo. Eres la firme roca, en Ti sostengo mi existencia y por eso vivo con paz en el corazón, porque eres el protector de mi vida, el que me defiende en todo instante. Dame la capacidad de luchar y no derrumbarme en las situaciones adversas, quiero ser capaz de hallarle solución a todas esas situaciones difíciles y a todos los problemas.

Padre amado, ten compasión de mí porque hay algunos momentos en los que tomo decisiones erróneas, no he previsto las consecuencias y tengo que sufrir los efectos de mis malas decisiones. Ayúdame a comprender que es necesario aprender a crecer en medio de las adversidades y carencias. Sé que Tú me otorgas la fuerza para superarlo todo, sé que los problemas son bendiciones que debo aprender a aprovechar; sé que las adversidades me hacen cada vez más fuerte y las frustraciones son una manera de entender que ese no era el camino correcto.

Quiero que mi corazón siempre este alegre, que haya entusiasmo en mis palabras, que confíe en que puedo lograr todo lo que me proponga y que siempre tenga ganas de dar lo mejor de mi.

No permitas que nada me quite el ánimo para seguir y dame tu fuerza para ser feliz. Cuida mi sueño para que hoy tenga un descanso tranquilo que repare mis energías, para seguir construyendo mi vida. Elimina todo pensamiento que se pueda convertir en una pesadilla y dame la oportunidad de soñar contigo y con tus grandes bendiciones.

Amén.

Déjanos tu comentario