ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MIÉRCOLES 30 DE ENERO

Gracias, Dios mio, porque finalizo este día cercano a ti, consciente de mi necesidad de Ti. Porque junto a ti todo lo puedo. Puedo alcanzar la felicidad, puedo lograr todo lo que me proponga, puedo tener palabras de ánimo y fortaleza, puedo ser usado como instrumento de bendición para todo el mundo.

Te agradezco porque me muestras una bondad que no merezco, porque eres todo poderoso y justo. Gracias porque apartas de mi corazón las sensaciones erróneas, que pueden llevarme a ser como no quisiera. Muéveme por dentro, impúlsame según tu infinita misericordia a ser y hacer lo que está en tus planes perfectos de salvación.

Gracias por cada alegría que hoy viví; porque en ellas pude sentir tu gran amor protector. Gracias por cada momento en el que pude sentir que me acompañaste. Gracias, porque en medio de las situaciones difíciles puedo sentir tu gran apoyo. Gracias, porque cuando me toca tomar decisiones me das la capacidad de discernir. Tengo dificultades, por eso, necesito que me bendigas con tu alegría y con tu ternura para continuar adelante.

Confío en que nada ni nadie me puede hacer daño porque estoy en tus benditas manos. Quiero salir adelante, quiero ganarle a mis dificultades, quiero vivir la promesa y el llamado que me has hecho a ser un ganador.

Lléname de tu maravillosa presencia para que pueda comenzar mañana un nuevo día cargado de mucho ánimo y de fuerza para continuar adelante. Te entrego en esta noche toda mi vida, confiando en que tus santas manos son el mejor lugar donde pueda estar.

Amén.

Déjanos tu comentario