ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MIÉRCOLES 3 DE ABRIL

Sólo Tú me bastas, mi Dios, por eso sólo en Ti quiero confiar. Eres mi Dios y en Ti confío plenamente, estoy seguro de que ninguna enfermedad, que ningún mal es más fuerte que Tú. Creo en tu poder sanador. Que ningún problema y ninguna preocupación hagan que me aparte de tu presencia.

No permitas que las situaciones que no puedo cambiar inmediatamente, me lleven a cuestionar tu poder y tu fuerza. Te entrego mi fe, para que mi confianza siempre esté puesta sólo en tu poder. No permitas que me aleje de Ti creyendo que en el poder de otro que promete sanarme y alejarme del mal, porque sólo Tú lo puedes lograr.

Quiero permanecer siempre fiel a tus promesas, aunque a veces sienta que camino sólo y que no tengo fuerzas para continuar luchando. Gracias, porque te haces presente en cada acontecimiento de mi vida, en los alegres y en los tristes, en cada uno de ellos quiero reconocerte siempre, para adorarte y alabarte. Toma mi corazón para que la angustia no me gane la batalla. Dame tu ayuda para defenderme de todo lo que no me hace feliz.

Tú conoces aquello que me está causando dolor, te lo entrego para que lo transformes en bendición. Necesito de tu impulso que me das en cada una de las situaciones en las que me siento vencido.

Gracias por toda las bendiciones que me estás dando y por permitirme mañana estar listo para seguir adelante. Confío mucho en tu poder y estoy seguro de que esto que te estoy pidiendo (…), si es Tu Voluntad, me lo vas a conceder. Gracias por permitirme descansar tranquilo entre tus brazos. Amén

Déjanos tu comentario