ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MIÉRCOLES 27 DE MARZO

Gracias, Dios mio, por la gracia de vivir y tener la posibilidad de batallar con valentía en este día. Padre amado, eres la fuerza y mi motor interior para salir adelante cada día. Vengo ante Ti en esta noche para reconocer que he cometido errores, a veces tengo dudas en mi corazón que me llevan a sentir miedo.

Dios mio, aparta de mi corazón todo los miedos que me pueden llenar de angustia y me quitan la tranquilidad, ven a mi interior y haz morada en mí para que llegue a la paz en tu maravillosa presencia. Quiero ser un siervo coherente, uno que crea en Ti y que viva de esta manera. No permitas que las adversidades me arrebaten la paz que Tú me das.

Te entrego mi corazón para que lo continúes animando, no dejes que nada añore tanto como tu gran amor y tu paz. Quien te tiene a Ti, nada le faltará. Gracias porque me cuidas como una amorosa madre a un niño de brazos, me regalas todo lo que necesito para luchar todos los días por mi felicidad. Me acojo a tu divina bondad porque estoy seguro de que en cada situación de mi vida actúas con enorme misericordia y me das vida para que siga luchando con fuerza sin dejarme vencer por los problemas.

Gracias por estar junto a mi y por no olvidarte jamas de mí. Sé que la vida no es fácil pero también sé que me otorgas la fuerza que necesito para vencer los problemas.

Otorgame la capacidad de mirar siempre más allá de las pequeñas realidades y situaciones que me afectan, no quiero anclarme en el pasado y dejar de vivir el presente. Dios, Jesús, sostenme cuando mi fuerza se debita. Descanso en tu regazo con la plena seguridad de ser bendecido, protegido y amado por Ti.

Amén.

Déjanos tu comentario