ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MIÉRCOLES 2 DE ENERO

Padre eterno, en esta linda noche estoy aquí, ante ti, porque quiero entregarte el el día de mañana, quiero abandonarme en tus manos para vivir en alegría, paz, amor, bondad y esperanza. Quiero confiarte ahora mis deseos de gozo y de paz para el año nuevo que acaba de comenzar. Dios mio, bendíceme y concédeme caminar por sendas de paz, de amor y de justicia.

Tu que eres el único merecedor de toda la gloria, haz que este nuevo año que vamos a comenzar sea un tiempo de Paz y sosiego, que se disipen las tinieblas de las diferencias y asome el sol de Justicia de tu mano, trayendo hermandad, unidad, paciencia y optimismo.

GRACIAS! mi Señor, por todo lo que recibí de TI, durante este día que termina. GRACIAS!, por la sonrisa amable y por la mano amiga, por el amor y todo lo hermoso, por todo lo dulce, por las flores y las estrellas, por la existencia de los niños y de las personas buenas. GRACIAS!, por la soledad y por el trabajo, por las inquietudes y las dificultades, por las lágrimas, por todo lo que me acerco a ti. PERDÓN!, por el tiempo perdido, por el dinero mal gastado, por la palabra inútil y el amor desperdiciado. PERDÓN! por las obras vacías y por el trabajo mal hecho, y perdón por vivir sin entusiasmo. También por la oración que poco a poco fui aplazando, por todos mis olvidos, descuidos y silencios nuevamente te pido mil veces PERDÓN!.

Y muy especialmente te quiero pedir que estés siempre a mi lado y con todos mis familiares y amigos. Muéstrales tu rostro lleno de ternura a todos los que sufren por la guerra o por el hambre, por la falta de justicia o de libertad; y a todos aquellos que viven hundidos en el dolor o en el mal. 

Me pongo en tus manos y me consagro a Ti. Prometo hacer tu perfecta Voluntad en todas las cosas, AMARTE!, con todo mi corazón, con todo mi ser, con toda mi alma, con todas mis fuerzas.

Amén.

Déjanos tu comentario