ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MIÉRCOLES 1 DE AGOSTO

Señor, gracias por este día que termina. Qué lindas son las noches, porque nos sirven como refugio para encontrarnos con nuestro interior. Gracias por ser Tú el refugio que necesito, te pido que me llenes de fuerza y de ánimo para continuar. Sana todas las heridas que este día me dejó y dame la capacidad de prepararme mental y espiritualmente para dar lo mejor de mí mañana.

Hazme capaz de darme cuenta de mis errores para poder corregirlos y con ellos no dañar a ninguno de los que amo. Toma mi corazón y hazlo obediente a tu palabra y así alcanzar la paciencia que tanto necesito. Tú sabes, mi Señor, que me cuesta esperar en Ti y saber que todo es en el momento que lo tienes preparado.

Estoy seguro del amor que tienes por mí y de la manera como vas a seguir cuidándome, sé que estarás dándome lo mejor y que me permitirás descubrir cuál es el camino que conduce a tu felicidad. Necesito de Ti, para enfrentar el día de mañana, con mucha fe y así luchar con lealtad a Ti, mi Dios, mi Señor. Actúa en mi mente mientras duermo, para liberarme de todos esos pensamientos negativos que aumentan mi ansiedad y me hacen llenarme de preocupación; hazme libre para Ti.

Dame la capacidad de mantenerme en la lucha a pesar de las derrotas y frustraciones que tenga. No quiero dejar de avanzar.

Te pido también que acompañes en esta noche a todos aquellos que temen a la oscuridad, que no saben qué pasará mañana. Te pido que los llenes de paz, regálales el consuelo, quita las angustias que puedan tener en este momento. Bendíceme y déjame dormir en paz, para estar listo mañana para continuar.

Amén.

Déjanos tu comentario