ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MARTES 5 DE MARZO

Un día más que está llegando a su fin, Padre amado, y en él se acaban por hoy, las batallas y las faenas. Aquí en frente de Ti quiero entregarte todo lo que he hecho hoy. Te pido que esta noche sea tranquila y que pueda dormir y descansar lo suficiente para estar preparado mañana para seguir en la lucha.

Hoy quiero pedirte que cures todas aquellas personas que han dejado de creer en Ti porque están sintiendo el dolor de una enfermedad y todo eso los mantiene atados a la tristeza. Ayúdalos en esos quebrantos de salud que no los deja vivir una vida tranquila y normal. Bendícelos y hazles saber que Tú eres infinitamente poderoso y que todo aquel que confía en Ti, jamás será defraudado.

Quiero actuar como Tú, Dios mio, con misericordia en el corazón, sintiendo compasión por todos aquellos que sufren, dame palabras de consuelo para sus vidas y así compartir de ese amor que Tú pones en mi corazón. Bendito y alabado seas por siempre, Padre eterno, en medio de todos, porque eres santo y nos llamas a todos a estar unidos a Ti para gozar de la plenitud que Tú nos otorgas. Ven a seguir viviendo en mí, ven a continuar alimentando mi vida con tus palabras, porque ellas son mi alimento diario, la gloria en mi vida siempre será para Ti.

Tengo la absoluta seguridad de que tu amor me sostiene, por eso quiero glorificarte, decirte que eres la fuerza que me mantiene de pie y me da vida; y descubrirlo me da ánimos para seguir luchando durante todo lo que me queda por vivir.

Recibe todas estas palabras que brotan de mi corazón, porque son para decirte que quiero darle gloria a tu santo nombre, bendecirte y alabarte por siempre. Quiero ir a dormir con la plena certeza de que eres mi guardián y vigilas mi sueño cada nocbe, por eso no tengo miedo en mi corazón.

Amén.

Déjanos tu comentario