ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MARTES 29 DE ENERO

Gracias, Dios mio, por este día que termina, por cada situación que viví, por cada persona con la que me encontré. Gracias por regalarme la fuerza necesaria para salir adelante. Gracias por escucharme. Dame un amor radical que se entregue gratuitamente, porque gratis siempre me has amado.

Dame un amor comprometido con las demás personas, que busque ayudar, que no tenga temor de parecer tonto a los ojos de este mundo que sólo se mueve por el egoísta interés. Que pueda tener palabras llenas de amor y paz, que me llenes de Ti, que me cólmes de Ti. Aplaca mis iras y mis temores, dame fuerza que se muestre en lo pequeño y en lo sencillo. Dame tu Espíritu que me lleva a descubrir tu infinita misericordia.

Dame un amor capaz de entender que la vida inicia todos los días y que nunca está dicha la última palabra, que pueda creer que aún aquella herida que está abierta hace mucho tiempo en mi corazón, hoy puede ser reparada. Quiero entregarte en esta noche mi vida, quiero poner en tus benditas manos todos mis problemas, miedos y ansiedades, quiero pedirte que me des tu fuerza para continuar adelante.

Gracias por escucharme y por responderme cuando más lo necesito. Gracias porque me dejas aprender de las situaciones difíciles. No permitas que viva quejándome de lo todo lo malo, sino, más bien, enséñame a llevarme un aprendizaje de cada situación a la que enfrento.

Gracias por acompañarme siempre, por ayudarme a batallar, por recordarme que eres mi amigo y que eres siempre fiel. Te alabo y te bendigo. Y te agradezco inmensamente por estar en mi vida, por ser mi luz.

Amén.

Déjanos tu comentario