ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MARTES 26 DE MARZO

Gracias, Dios mio, por este nuevo día vivido, por cada experiencia que he tenido, algunas más agradables que otras, pero cada una de ellas he aprendido. Gracias por permitirme disfrutar un día más, sintiendo que tu amor llena mi ser. Gracias porque estás todo el tiempo a mi lado, en cada cosa que vivo siento como tu infinito amor me hace sentir victorioso.

Te pido perdón por las ocasiones que he tenido dudas, que he dejado de confiar en tu poder y me he apartado de Ti, he creído que puedo solo. Gracias, porque no has tenido ningún reparo en amarme y mirarme con ojos de hermosa misericordia. Tú miras lo profundo de mi ser y no puedo escaparme de tu divina mirada, es más, quiero abrirme a tu increíble amor, aunque me cueste aceptar lo que no está bien en mí.

Pongo a tu disposición toda mi vida con todo el amor del que soy capaz porque tengo absoluta confianza en que estás siempre atento a mis oraciones, estar en tu maravillosa presencia me llena de alegría porque me siento resguardado. Quiero permanecer siempre firme en tu amor, ser fiel a tu perfecta voluntad, por ello necesito de tu ayuda para ser valiente y fuerte en esos instantes en los que quiero renunciar a seguir tu sendero de salvación.

Vengo hoy ante Ti, reconociendo que necesito de tu amor, creyendo fielmente que me limpias con tu divina palabra y me haces vivir de una forma diferente.

Me hace falta que me llenes de tu alegría, de tu fortaleza, de tu gran bondad, de tu lealtad y de todo lo que Tú sabes otorgar y yo necesito para continuar adelante. Estoy en tus sagradas manos y descanso en ellas. Te amo intensamente y necesito de tu amor cada día más. Dame tu fuerza, tu misericordia, tu poder y tu alegría.

Amén.

Déjanos tu comentario