ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MARTES 25 DE DICIEMBRE

Gracias, Dios mio, porque puedo finalizar un día más a tu lado, hablándote y confiando en que me escuchas. Tú me regalas este momento junto a Ti para hablarte, reflexionar y para sanar. Sé que siempre estas conmigo ayudándome a superar los momentos difíciles, regalándome la fuerza para perseverar en medio de las dificultades.

Solo Tú me puedes regalar la fuerza que necesito, por eso acudo a Ti con fe. Gracias por las fuerzas que pones en mi corazón para que batalle por la justicia y viva siempre agarrado de tu mano.

No quiero sentirme solo, quiero tener la certeza de que estás aquí junto a mi y que en medio de esta oscuridad me estás dando fuerza, ánimo, seguridad para seguir adelante. Toca mi corazón y hazme capaz de mirar hacia adelante y de descubrir todas las posibilidades de solución que hay en mi vida. Me has hecho comprender que la vida está marcada por esos días grises que tengo que teñir con el color de la esperanza.

Me has hecho entender que la vida tiene sentido tanto en cuanto esté totalmente unida a Ti y que muchos de los sufrimientos han sido ocasionado por estar lejos de Ti. Te agradezco por hacerme entender que estás a mi lado y que quieres que sea feliz.

Te suplico que no me dejes perder la paciencia ante las dificultades y me hagas consciente de que todos tenemos ritmos de vida diferentes. Dale paciencia y serenidad a mi corazón para ir poco a poco, sin desesperos y sin temor. Duermo con la seguridad de que me estás cuidando y que todo estará bien.

Amén.

Déjanos tu comentario