ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MARTES 22 DE ENERO

Padre amado, vengo nuevamente ante Ti para pedirte que me bendigas dándome paz, serenidad y seguridad para descansar de manera plena en tu maravillosa presencia. Gracias por estar siempre a mi lado, no me cansaré nunca de agradecerte todo lo que haces por mí. Por todo lo bueno y por lo malo también que me ayuda a crecer y a acercarme más a Ti y es cuando más te siento junto a mi.

Siempre estas ayudándome y dándome fuerzas para levantarme y continuar adelante. Gracias por este momento de oración en el que puedo detenerme un poquito y reflexionar sobre todo lo que me afecta, lo que estoy viviendo, sintiendo y pedirte que actúes en mí vida para superar cada una de las difíciles experiencias que vivo. Estoy seguro que en este instante tu Espíritu Santo está cayendo sobre mí y me está preparando para descansar y así recuperar mis fuerzas.

Gracias porque siento que me preparas para llegar a lo que me propongo, no dejes que nadie me haga sentir inferior sino que pueda compartir la vida con todos con igual dignidad y sin tener que mendigar a nadie buen trato. Pasa tu mano sanadora por todo mi ser y sana todas las heridas que las palabras, las actitudes y las acciones de algunos han generado, no permitas que esas heridas se queden en mí para hacerme daño y no dejarme vivir feliz.

Te agradezco por todo el amor que me das y que me ayuda a creer más en mí y a descubrir a las personas que están a mi lado y que quieren ayudarme. Te entrego esta nueva noche en la que voy a descansar.

Gracias por dejarme llegar a ella a entregarte todo lo que soy y tengo. Gracias por recibirme para sanar las heridas de este día, para ayudarme a levantarme de cada caída que he tenido, te ruego que me des la fuerza interior para no decaer ante los vientos en contra.

Amén.

Déjanos tu comentario