ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MARTES 20 DE NOVIEMBRE

Mi Dios, te entrego esta noche y mi descanso. Libera mi corazón de toda preocupación y de todo sentimiento de inferioridad. Déjame estar sano y listo para mañana seguir en la lucha. Mi Señor, muchas veces mis limitaciones no me permiten seguir adelante, se me salen de control, por eso hoy quiero pedir que tomes control de mi vida, que yo no vaya haciendo las cosas a mi manera, sino que la haga buscando agradecerte.

Quiero pedirte, Padre, que no permitas que tenga apegos con nada en este mundo, que me pueden dañar y crear dependencias con personas que en ocasiones terminan haciendome daño, no quiero seguir esperando cosas de los demás, no quiero sentirme más herido.

Aparta de mí, Dios mio, todo apego dañino y dame el impulso para depender sólo de Ti. Hoy quiero pedirte que mi única dependencia seas Tú, porque Tú nunca fallas, tu amor siempre permanece. Dame el amor abundante y sanador de tu corazón para que pueda perdonar a todos los que me han herido de alguna manera. Ayúdame a perdonar a aquellos que me han defraudado y con eso han roto mi corazón; regálame tu misericordia para ser capaz de comprender que los otros son humanos, y por eso fallan.

Regálame la sabiduría para elegir a las personas que me rodean y así seamos una bendición mutua. Quiero generar espacios de amor y de convivencia sana a mi alrededor.

Dame la fuerza que necesito y llena mi corazón de serenidad para darle la cara a las tribulaciones, y decirles que el Dios en el que yo tengo puesta mi total confianza, es mucho más grande que ellas. Qué bueno es poder descansar tranquilo, con la confianza en que Tú nunca me abandonas, y que aún cuando duermo, permaneces al lado mio. Te amo y pongo toda mi vida en tus manos.

Amén.

Déjanos tu comentario