ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MARTES 2 DE ABRIL

Señor, te entrego mi vida, a Ti te ofrezco todo lo que soy, para vivir en la tranquilidad que sólo Tú me puedes dar. Yo sé muy bien que eres el defensor de los que en Ti esperan cuando viven momentos de angustia y dificultad; por eso te alabo porque siempre sales al encuentro de los que sufren y consuelas su corazón.

Dios misericordioso, sabes que muchas veces me quejo porque me cuesta entender tu voluntad, quisiera que los problemas desaparecieran como por arte de magia, pero contigo las cosas no funcionan así, por eso me entrego a Ti con plena confianza y te pido que renueves mis fuerzas para seguir luchando con todo el animo, disponiendo mi corazón a tu voluntad, sin desesperarme, sino esperando en Ti.

Perdóname, Señor, por dejar de confiar en que Tú ordenas todas las cosas para el bien de los que te aman. Gracias, por estar siempre conmigo en cada situación; permite que hoy tenga la plena confianza en que si siempre has intervenido en las situaciones más difíciles de mi vida, lo vas a seguir haciendo cada vez que te necesite. Gracias por todas las bendiciones que en este momento me estás dando y que me prepara para el próximo día.

Eres mi Dios y mi Señor y por eso estoy atento a Ti, tengo la certeza de que puedes ayudarme, porque eres mi protector; mi escudo y mi fortaleza. Bendíceme para que todo mañana salga bien.

Cuida mi sueño y ayúdame a tener mucha esperanza y optimismo, quiero levantarme mañana con el corazón alegre y mi espíritu lleno de fe, para dar lo mejor de mí. Gracias por cada bendición y por todas las palabras que pones en mi boca para consolar y animar a aquellos que lo necesitan. Bendice a todos los que me han pedido oración.

Amén.

Déjanos tu comentario