ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MARTES 19 DE FEBRERO

Gracias, Padre eterno, Tú eres mi todo, Tú me llenas de bendiciones. Cuando estoy bajo tu sombra me das todo lo que necesito para ser feliz. Tú eres el dueño absoluto de todo, eres el dueño de la vida, eres la luz del mundo, por eso no tengo temor ni creo que nadie me puede hacer daño porque estoy seguro de que quien confía en Ti saldrá adelante de todas las experiencias difíciles por las que tenga que pasar.

Te pido que me colmes de paz y serenidad para que me hagas más fuerte. Gracias por recibirme nuevamente en esta noche en tu maravillosa presencia para abrazarme y hacerme sentir que soy totalmente tuyo y que quieres cuidarme y llenarme de fuerza y de amor.

Gracias por el sol que me dio la luz en este día, por el viento que me tocó el rostro, por el agua que pude beber, por las personas con las que pude compartir la vida. Gracias por pasar tu mano sanadora y hacerme sentir que soy tuyo y siempre quieres lo mejor para mí. Confío en Ti y en tu infinito poder, por eso, ahora quiero pedirte que llueva sobre mí todo tu amor, para que pueda estar limpio, sáname de toda enfermedad. Llena mi corazón de tu Espíritu Santo, para salir de todas las situaciones que tanto me afectan.

Gracias por brindarme la fuerza para no dejarme vencer por las situaciones adversas que hay en mi vida. Ayudame a vencer los problemas, sabes que hay personas que no me quieren y buscan hacerme daño; sé el escudo que me proteje de ellas y permite que pueda vencerlas y seguir sin temor y sin miedo.

Regalame la oportunidad de saber descansar y no tener miedo a las preocupaciones. Gracias por bendecirme mientras descanso y por velar mi sueño.

Amén.

Déjanos tu comentario