ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MARTES 12 DE FEBRERO

Dios bueno y maravilloso, nadie más que Tú. Gracias por este nuevo día que pasó, quiero poner todo en tus benditas manos, mi vida y la vida de las personas que han hecho un sendero conmigo, que han compartido batallas y alegrías, a los que me regalaste para darle sentido a lo que soy y vivo.

Ayúdanos a comprender que debemos ser con los demás como Tú eres con nosotros, que todos y cada uno de nosotros merecemos ser escuchados, pero también, debemos escuchar, que así como hay instantes en los que no podemos más, hay otros que también necesitan desahogarse, que es normal cometer errores, que no somos perfectos.

Que así como Tú nos regalas a todos la oportunidad de regresar, no importa las veces que fracasemos, nosotros le damos la oportunidad a alguien de ser perdonado, así como Tú tienes un espacio para todos, nosotros tengamos los brazos abiertos para el que lo necesite, que nunca le cerremos la puerta a nadie. Gracias mi Dios, por mostrarme el camino verdadero y correcto con tu ejemplo y tu infinito amor.

Jesús, Tú nos mostraste cómo realmente tenemos que vivir, donde reine la verdad, donde se luche por las convicciones, donde no se permita la injusticia, donde la humildad sea el valor principal, donde no podemos juzgar a nadie sin habernos juzgado primero a nosotros, donde todos merecemos el perdón, donde la fe está por encima de todo, ese sentimiento que inspiraba a entregarte el alma.

No dejes que los momentos de adversidad nos separen, sino que en esos momentos podamos sentir tu fuerza y podamos salir adelante en unidad.

Gracias por las noches, porque en ellas me siento totalmente protegido y amado por tu increíble poder.

Amén.

Déjanos tu comentario