ORACIÓN DE LA NOCHE DEL MARTES 1 DE ENERO

Mi Dios, vengo a tu presencia para que pases tus manos tiernas sobre mi vida, quiero, mi Señor, sentir que Tú vas a ir recuperándome para mañana estar dispuesto a seguir adelante. Quiero sentir que sanas mis temores al futuro y a lo incierto; que rompes las cadenas que me atan, y me permitas estar listo para vivir con libertad en todos los espacios de mi vida.

Gracias por transformar mi tristeza en gozo, me siento tan feliz de ser especial para Ti, que me cuidas como una piedra preciosa, y eso me llena de felicidad. Gracias porque ya no hay soledad en mi vida, porque te tengo a mi lado y haces más felices mis días.

Gracias por todo lo que has puesto en mí, no importa los obstáculos que encuentre en el camino yo confío solo en Ti. Gracias, Padre, me has dado tu cariño y tu perdón, me has renovado con toda clase de bienes, gracias porque todo lo que te he pedido en mi oración, si es para el bien de mi alma, Tú me lo has concedido. No puedo vivir la vida sintiendo temor y desconfiando de todo. No puedo levantarme creyendo que las cosas no van a funcionar, no puedo tener miedo del futuro que llega. Estoy seguro que si Tú me bendices con tu amor todo ese miedo y esas inseguridades se van a ir de mi vida.

Sé que en este momento me estás dando tu protección para que no siga creyendo que todos me van a dañar y que tengo que estar escapando de todo.

Quita todos esos sentimientos de mi vida y ayúdame a descansar en paz. Al finalizar este primer día del año clamo tu paz para descansar y dejar cualquier preocupación que tenga y que no pueda resolver.

Amén.

Déjanos tu comentario