ORACIÓN DE LA NOCHE DEL LUNES 8 DE ABRIL

Señor, quiero alabarte siempre, en cada momento de mi vida. Estoy seguro que cuando me postro ante Ti, estoy de pie ante los problemas, por eso te ofrezco mi vida entera, todo lo que soy y todo lo que tengo. Mi tiempo contigo es lo más valioso, por eso no me apartaré de Ti.

Quiero que seas mi fortaleza, que me des motivos para estar alegre todos los días, anima mi ser. Soy consciente de que en la medida que esté desanimado, la enfermedad o cualquier cosa que me esté afectando se hace más fuerte.

Ayúdame a vencer la desesperanza, quiero reconocer que todo se puede solucionar, que si me has bendecido antes, ahora también lo puedes hacer porque me has creado para ser feliz, no quieres verme mal y eso me anima. Que pueda ver las bendiciones que tienes para mí en medio de todo lo que estoy pasando. Porque en este instante reconozco que si estoy vivo es porque tienes un propósito para mí.

Gracias por amarme y por estar atento a mí. Te pido que abras tu mano de bendición y me concedas todo lo que te he pedido en esta noche y guardo en mi corazón. Quiero descansar con la tranquilidad de que Tú vigilias mis sueños, que nunca me dejas y que tu presencia me transmite la paz que necesito.

Quiero entregarte mis cargas y en este momento las pongo en tus manos benditas para sentir el alivio que sólo Tú me puedes dar. Gracias por regalarme está tranquilidad de ir a la cama lleno de Ti. Mañana todo lo que me proponga lo conseguiré en tu Nombre.

Amén.

Déjanos tu comentario