ORACIÓN DE LA NOCHE DEL LUNES 7 DE ENERO

Te adoro y te alabo en esta noche, mi Señor, Rey de mi corazón. Gracias por este momento de encuentro contigo, siento que nada me puede apartar de Ti. Por eso te pido que vengas a mi vida y seas Tú, Espíritu de gran amor, quien obres en mí, quien alabe en mi corazón la bondad del Padre, la salvación del hijo. Que pueda entenderte, que pueda comprometerme contigo, que pueda encontrar en la oración el sustento de mi vida.

Que ahora arda en mi ser esta oración, que salga de mi corazón todo lo que no es agradable, porque Tú puedes hacerme de nuevo, porque puedes sanar mis heridas, porque eres el único que me puede dar la fuerza para continuar.

Busco tu rostro, tengo hambre y sed de Ti, en este momento y todos los días de mi vida. Mi amor por Ti crece cada vez más, porque has hecho tantas cosas para bendecirme, has llenado mi vida de tu poder infinito. Por eso en esta noche quiero cantar a tu bondad, a tu grandeza, a tu amor, a tu perdón, a tu infinita misericordia, a tu salvación, a tu muerte en la cruz derramando tu preciosísima sangre por salvarnos, para protegernos.

Quiero que vengas a vivir en mí, Padre amado, porque necesito tu gran fuerza para soportar los desafíos que la vida pone sobre mis espaldas.

Confórtame, sana mis heridas, guárdame en Ti, escóndeme en tu corazón, que nada malo me suceda, que no me aleje de tu maravillosa presencia, que nada me arrebate de tu inmenso amor. Sé que estás obrando en mí en esta noche para darme la paz que necesito. Te amo y confío en Ti, por eso descanso tranquilo.

Amén.

Déjanos tu comentario