ORACIÓN DE LA NOCHE DEL LUNES 28 DE MAYO

Dios salvador, sales en mi defensa día y noche, no permites que resbale mi pie, sino que me proteges como un escudo, eres mi refugio todos los días. Gracias, Señor, por todas tus bendiciones, porque estás siempre a mi lado. Postrado ante Ti, en tu presencia reconozco tu misericordia sin medida, la que se derrama en mi corazón y me hace sentir la alegría de la salvación. Te alabo Dios del cielo y de la tierra, por tus bendiciones, porque estás siempre a mi lado. Te entrego el descanso de esta noche y te pido que me sigas dando todo tu amor, para que sea solidario como Tú, con un corazón grande para amar. No permitas que piense sólo en mi bienestar personal, sino que me preocupe por los demás.

Glorificado seas porque guías mis pasos con ternura, tus ojos están puestos en cada uno de nosotros porque somos tus hijos. Espero tu misericordia porque eres un Dios que ama sin condiciones, sin límites y con todas las fuerzas. Dame la capacidad de creer siempre en Ti, para que la incertidumbre no me quite la paz que Tú me has dado, confío en Ti, mi Señor, no abandones la obra de tus manos.

Te entrego esta noche en la que quiero descansar y recuperar todas las fuerzas. Que el silencio de la oscuridad sea un momento propicio para escuchar todo lo que tienes que decirme y así poder entender cuál es el camino que debo seguir en cada una de las situaciones que tengo.

Siempre quiero terminar el día en tu presencia y entregando todo lo que me inquieta, sé que Tú estarás cuidando y protegiendo mi sueño y el de mis seres queridos.

Amén.

Déjanos tu comentario