ORACIÓN DE LA NOCHE DEL LUNES 28 DE ENERO

Que inmenso es tu amor, Dios mio, que grande es tu misericordia. Gracias, porque me has llenado de tus dones, me diste la vida sin que la mereciera. Me diste la capacidad de perdón, de amar, de conciencia, para que descubra que así como yo puedo cometer errores, los otros también se pueden equivocar.

Esta es tu lógica, un amor que no tiene límites, el perdón sin peros, la reconciliación total por tu infinita misericordia. Porque creo que no te mueves con mi lógica y la de mis hermanos, la de si me amas te amo, si me ofendes te ofendo.

Tú, mi Dios, no te quedas en el egoísmo porque tu corazón sólo conoce el amor verdadero y el perdón, porque tu única alegría es mi salvación y mi felicidad. Más grande que todo es el amor que viene de tu corazón. Bendito y alabado seas, glorificado seas en esta noche, porque me muestras el poder transformador de tu maravilloso amor. Gracias por cada instante que me permitiste vivir, por cada situación adversa que me hizo comprender que la vida no es fácil y que hay que tener valentía para afrontarla.

No dejes que me gane el temor, dame  valentía para seguir adelante, para ganarle a cada dificultad. Recuérdame siempre que en medio de cada situación adversa Tú permaneces fiel y me llenas de tu fuerza y tu ánimo.

Te pido que me des en esta noche el descanso que necesito para reparar mis fuerzas y continuar adelante. Te alabo y te bendigo porque sé que eres mi esperanza, mi escudo, mi fortaleza. Amén.

Déjanos tu comentario