ORACIÓN DE LA NOCHE DEL LUNES 14 DE ENERO

Señor, regreso a Ti para descansar, gracias por tu hermosa compañía, por tu calidez y por tu ternura. Gracias porque aunque tropecé, aprendí, aunque me equivoqué, Tú me corregiste. mi Señor, que esté momento de intimidad de la noche me ayude a descansar, no sólo el cuerpo sino también el alma y el corazón, que pueda sanar las heridas que hay en mi interior y que sea libre de todo aquello que me quiera arrebatar la paz y la felicidad.

Regálame un corazón dispuesto a descubrirte, unos oídos dispuestos a escucharte, unos ojos dispuestos a verte presente en el acontecer de mi vida.

Quiero tener fe para encontrarte, para hallarte presente en cada uno de mis días y no dejarme cegar por los problemas, por las sensaciones negativas que se producen cuando las cosas no van bien. Quiero ver con tus ojos, porque así puedo comprender que a pesar de las situaciones adversas Tú estás enseñándome a ser feliz. Ayúdame a disfrutar de cada detalle, ábreme los ojos, para admirar tu belleza; ábreme los labios para proclamar tu alabanza.

Quiero pedirte con fe que me sanes, que me des salud, no sólo física, sino también espiritual, que pueda sentir tu mano bendita sobre mí, que me sanas, que me liberas, porque sé que en medio de la enfermedad, Tú estás para sostenerme, porque en medio de todo lo que pasa en mi vida, Tú estás para levantarme y ayudarme a seguir adelante.

Duermo con la plena seguridad de tu protección y de tu ayuda para mañana estar preparado y continuar feliz junto a ti.

Amén.

Déjanos tu comentario