ORACIÓN DE LA NOCHE DEL LUNES 11 DE MARZO

Gracias, Dios mio, por darme la posibilidad de encontrarme contigo por medio de la oración. Tengo la plena certeza de que estás junto a mi, que extiendes tu mano para levantarme. Quiero que transformes mi corazón, renuévalo, reconstrúyelo con el infinito poder de tu amor. Ayúdame a ser libre de todo sentimiento negativo que quiera apoderarse de mí.

Padre amado, si tus planes son distintos a los míos, si la paciencia se me acaba, si no veo claridad en las situaciones adversas, si las batallas en medio de la enfermedad se agotan, estaré siempre seguro de que estás al lado mio y te digo “hágase tu voluntad en mí, solo te pido que en ninguno de estos instantes te apartes de mí”.

Si en algún momento me ha venido un pensamiento de desánimo, no dejes, Dios mio, que por eso no vea la grandeza de tu amor. Quizás tengo momentos en los cuales no comprendo lo que está sucediendo, que la vida se me escapa, a veces toda la historia se repite, las cosas salen distintas a como las esperaba, y el cansancio me gana. En este instante te pido que tomes mi vida, cada uno de mis pensamientos y todo aquello que creas que debo fortalecer para así dar lo mejor de mí.

Toma todo aquello que no pueda cambiar, que no pueda superar y renuévalos en tu maravilloso amor, renueva todo lo mío, toma mi interior y hazlo de nuevo. Te entrego mis sentimientos y todo aquello que en el silencio de esta noche llega a mis pensamientos.

Sé que estás aquí para regalarme la oportunidad del descanso y poder, en medio del silencio de la noche, aclarar cada idea, aclarar todos los sentimientos o situaciones que por instantes me hacen perder la paz. Regalame la oportunidad de estar sano y levantarme el día de mañana con la serenidad y la alegría para continuar luchando.

Amén.

Déjanos tu comentario