ORACIÓN DE LA NOCHE DEL JUEVES 7 DE MARZO

Gracias, Dios de infinita misericordia, porque siempre estás a mi lado, gracias por los momentos de paz y serenidad que me regalaste en este día. Gracias porque en el transcurso de este día me has hecho sentir que soy capaz de ganarle a las dificultades. Hay instantes en los que tengo miedo, angustias que me paralizan sin permitirme avanzar en el camino de la felicidad.

Por todo esto, dejo en tus santas manos todo lo que estoy viviendo, para que me ayudes a vencer mis temores y siga adelante con un corazón grande y fuerte. No permitas, Dios mio, que el miedo me arrebate las ganas de seguir construyendo mi vida, dame la fuerza para derrotarlo y así poder ser una persona libre.

Ayúdame, Padre amado, cuando los temores se apoderan de mi, para que yo nunca deje de creer en Ti; los temores me hacen ver la realidad de una manera distinta, porque la distorsionan y me hace mirar los problemas mucho más grande de lo que son. Que pueda ver siempre la realidad tal como es, sin crearme fantasmas que me aten en mis miedos y no me dejen seguir adelante en mi vida, quedándome en esas zonas de inseguridades que no me dejan vivir tranquilo. Dame la plena seguridad de tu protección para seguir luchando contigo junto a mi, y así poder tener la seguridad de que tu actúas a mi favor y no tenerle miedo a nada.

Dame la fe suficiente para mover montañas de miedo, de obstáculos, de tristezas, seguro de tu maravillosa presencia y de que todo está en tus manos. La paz que sólo Tú me puedes otorgar es la que me hace descansar tranquilo para recuperar totalmente mis fuerzas y poder seguir mañana en la lucha.

Gracias, Dios de mi vida, porque sé que sin Ti moriría de angustia, de desespero, de pesimismo, de sentimientos y pensamientos negativos. Sé que Tú estás al lado mio, eso es todo lo que necesito para creer que si todo está en tus benditas manos no tengo porque preocuparme.

Amén.

Déjanos tu comentario