ORACIÓN DE LA NOCHE DEL JUEVES 11 DE OCTUBRE

Gracias, Mi Señor, porque me das la capacidad de vivir según tu amor, porque sanas mi alma, me dejas ir por la vida lleno de tu presencia que me ayuda a superar mis heridas. Gracias, porque creo en tu infinito poder y sé que no quedaré decepcionado, porque eres grande, porque eres bueno, porque vas más allá de toda lógica, porque nunca me dejas.

Me has llenado de grandes muestras de tu amor y tu bendición. Me has llenado de un amor que atraviesa mi ser. Con la certeza de tu bondad y con la sonrisa que me regalas como un escudo protector, voy a dejar que tu Soplo me impulse. Bendito Dios, que lo eres todo, mi Dios, mi luz que guía mi camino. En tu nombre estoy seguro de que cada situación, cada momento, cada circunstancia que atraviese está en tus benditas manos.

En esta noche está llena de tu maravillosa presencia, mi Dios, mi corazón confía en Ti. Necesito de Ti y de tu misericordia, por eso, ahora te pido que me ayudes a comprender qué no he hecho bien y tomar las medidas para resarcirlo y continuar adelante. Te pido perdón si alguna vez fallé, si ofendí, si usé mal el don de la palabra que me has otorgado para mostrar los sentimientos de mi corazón. Gracias porque me has hecho consciente de que cuando reconozco mi error, estoy aún más dispuesto a perdonar el error de mi hermano; cuando soy capaz de reconocer mi error estoy abriendo la puerta de mi ser a tu accionar.

Padre mio, Dame la capacidad de reconocer mis pecados y ser dócil a tu acción transformadora; no quiero ser terco ni mantenerme lejos de tu presencia, cuando sé que sólo a tu lado podré ser feliz.

Gracias por este corazón que me diste, porque me ayudas a ser valiente para dar cara a las duras situaciones que esta vida nos pone enfrente. Gracias, mi Señor, porque me permites descansar tranquilo hoy y estar preparado para el día de mañana.

Amén.

Déjanos tu comentario