ORACIÓN DE LA NOCHE DEL JUEVES 10 DE ENERO

Aquí está mi corazón, Mi Señor, alabando tu divino Nombre, eres Tú a quien amo por sobre todas las cosas, te ofrezco todo mi ser y lo que soy, mis pensamientos, palabras y obras, mi vida entera es tuya. Quiero caminar a tu lado, quiero ser testigo de tu gran amor, quiero ser luz para iluminar este mundo que camina en tinieblas, en medio de odios, de falta de solidaridad y amor. Quiero ser instrumento en tus manos.

Quiero conocer tu santa voluntad, que me preocupe por hacer el bien a mí prójimo, ayúdame a ser un verdadero seguidor tuyo, a obrar y actuar desde su propuesta. Me enamoran cada una de tus enseñanzas, anhelo ser un honesto cumplidor de ellas, por eso las guarda mi alma; la explicación de tu palabra me ilumina, y me doy cuenta cuánto tiempo he perdido en mi propia oscuridad.

Pronuncio tu santo nombre y me llenas de tu increíble fuerza. Me esfuerzo y soy valiente solamente porque tu nombre asegura mis pasos. Hoy quiero pedirte que me regales la perseverancia que necesito para mantenerme firme frente a cualquier ataque que pueda recibir, dame la fuerza que necesito para sacar adelante todo lo que me propongo, pero también enséñame a discernir si eso es lo que realmente me hace feliz y si es lo que quieres para mí.

Háblale a mi corazón, dame tu infinita sabiduría, para así saber encontrar las respuestas y saber actuar frente a las realidades que se presenten. Bendito y alabado sea tu nombre. Te agradezco, Padre amado, porque no me dejas nunca solo, porque no descansas, porque siempre estás pendiente de mí.

Gracias, mi Dios, por todo lo bueno que eres conmigo. Mi corazón en esta noche te alaba, te bendice, te pido que me des en este momento un buen sueño reparador, para poder despertar mañana con la certeza de que voy a seguir adelante.

Amén.

Déjanos tu comentario