ORACIÓN DE LA NOCHE DEL DOMINGO 6 DE ENERO

Mi Dios, al caer la noche quiero decirte que tu amor es el motor de mi vida, la fuerza de mi corazón, la luz de mis pasos. Mi corazón se regocija en Ti, mi vida se llena de alegría cuando te descubro, cuando sé que me sostienes en tus manos. Gracias por acercarme con lazos de amor a Ti, para que vea tu rostro y me abraces como a un hijo amado.

Quiero siempre más de Ti, mi Padre, estar siempre cerca de Ti, alabarte más, adorarte más, abrir más mi vida a Ti y dejarme guíar por tu amor. Quiero ser tu instrumento, Señor, quiero ser lo que quieras que sea.

Quiero verte presente en los pobres y necesitados, servirte para construir desde la solidaridad un mundo mejor. Quiero dar todo de mí, todo sin guardarme nada, quiero llegar a conocer la plenitud del amor a la que me llamas. Te alabo y te bendigo con todo mi corazón, con toda mi alma y con todas mis fuerzas. Quédate conmigo, Mi Dios, no te apartes de mi lado. Tú me conoces y sabes que me equivoco, pero aún así permaneces a mi lado.

Gracias por cada momento en el siento que caigo al vacío y Tú me rescatas. Entras en mi mente y en mi corazón, escudriñas en las profundidades de mi alma, me enseñas lo que está mal y me ayudas a cambiarlo, me das la alegría de tu salvación.

Dios mio, si estás conmigo a nada voy a temer, porque Tú me regalas la fuerza que necesito para seguir adelante. Hoy tengo un corazón agradecido, porque me siento bendecido con tu infinito amor. Gracias por esta noche, que pueda despertar mañana con ánimo y fuerza suficiente para salir adelante.

Amén.

Déjanos tu comentario