ORACIÓN DE LA NOCHE DEL DOMINGO 30 DE DICIEMBRE

Ahora cuando la noche llega, mi Dios, quiero pedirte que me ayudes a discernir, no me dejes actuar sin pensar, en ocasiones me desespero y actuó guiado por mis emociones negativas. Dame tu luz y tu verdad, muéstrame con tu sabiduría signos claros, para que interpretándolos pueda saber cómo actuar. Lléname de tu Espíritu Santo y que con tus dones me permitas saber elegir las mejores decisiones para mi vida.

Quiero ser como aquel que lo cambie todo por lo único que verdaderamente tiene valor: Tú, mi Dios. Que no me equivoque en mis decisiones, sino que sienta que Tú me guías y me muestras el camino de la felicidad.

Gracias por tener misericordia de mí a pesar de todo, en mis incoherencias me descubro humano y en tu caridad me siento cada vez más cerca de tu corazón. Me esfuerzo por hacer lo mejor, confío en Ti tengo todas mis esperanzas puestas en tu infinita fuerza. No dejes que los temores me hagan dudar, soy tuyo y estoy seguro de tu amor por mí. Confío en tu poder misericordioso, en tu alegría y en tu paz. En este momento quiero sentir que me acoges y me haces sentir todo el maravilloso amor que tienes para mí.

Ayúdame a  luchar por la construcción de un mundo más justo, en el que reine solo el amor que Tú tienes por todas las personas. Padre amoroso, eres el creador de todo, tu grandeza no tiene límites. Reconozco que eres todopoderoso, y en tu infinito amor vienes a mí, entras en mí, me auxilias y me invitas a cambiar.

Ayúdame, Señor, a dejarme encontrar por Ti. Al terminar este día, te pido que me enseñes a aprender de mis errores, que hoy todo lo que sucedió me motive a ser mejor. mi Dios, ayúdame a descansar tranquilo para vivir mañana un día lleno de amor, en paz.

Amén.

Déjanos tu comentario