ORACIÓN DE LA NOCHE DEL DOMINGO 3 DE MARZO

Padre amado, mi Dios de bondad, gracias por este día que finaliza. Estoy aquí para recibir tu bendición para descansar con la paz y la tranquilidad que solamente me pueda dar el estar en tus divinos brazos. Lléname de todos los dones de tu Espíritu Santo, necesito de tu fortaleza, de tu sabiduría, de tu infinito amor y de tu alegría.

Quiero sentirme que estoy preparado para vivir según tu perfecta voluntad. No quiero que en mi corazón haya ni un solo sentimiento de insatisfacción frente a mi propio ser, quiero sentirme amado y preparado para ser feliz. Actúa en mí para que pueda estar sereno y tranquilo frente a todas esas situaciones que logran arrebatarme la paz.

Quiero ser coherente con este gran amor que siento por Ti. Sabes que hay tantas situaciones que me descontrolan y que debo aprender a llevar. Ahora te pido que me regales la posibilidad de dejar todas esas situaciones donde están y lograr descansar plenamente sin estar pendiente de ellas. La justicia es absolutamente tuya, Dios mio, y solo Tú conoces todo, sólo Tú sabes cómo debe ser, sólo Tú puedes acomodar todas las cosas para el bien de los que esperan en Ti, por eso te dejo todo en tus amorosas manos y me entrego plenamente a tu voluntad santa.

Te agradezco por este descanso, gracias por esta noche en la que dormiré a gusto y recuperaré todas las fuerzas que necesito para hacer las cosas bien el día de mañana.

Quiero pensar en todo lo bueno que me das, en las bendiciones que recibo, en lo agradable, pensar y sentir que soy una persona bendecida por Ti; lléname de tu increíble amor y tu ternura para que solo hayan pensamientos buenos en mí. Te amo y confío plenamente en Ti, y ahora descanso con la seguridad de que estás junto a mi siempre y que me quieres feliz.

Amén.

Déjanos tu comentario