ORACIÓN DE LA NOCHE DEL DOMINGO 24 DE MARZO

Te agradezco, Dios de infinita bondad, porque estás todo el tiempo conmigo aunque no sea digno de Ti, tu amor y misericordia derramados en mi alma me hacen digno de estar en tu maravillosa presencia y presentarme en frente de Ti, con humildad para darte gracias.

Examino mi vida con ojos de fe y me doy cuenta como has intervenido en mi vida, como Tú, el Dueño de la vida vas orientando mis pasos con amor, sin apartarte de ella ni un solo instante. Gracias, porque siempre me das una nueva oportunidad de salir adelante y de dar batalla contra todas las dificultades, permaneciendo en tu paz. Me entrego a Ti, Padre eterno, en el descanso de esta noche, te entrego mis fuerzas desgastadas para que les des renovación.

Te entrego cada batalla y dificultad de este día, para que de ellas pueda aprender, confiando totalmente en tu infinita Gracia que me sostiene cuando siento que voy a caer, cuando siento que sólo Tú me puedes ayudar. Extiende tu magnifico poder y sálvame, no alejes tu amor de mí, protégeme bajo tus benditas manos y guíame con sabiduría para que mi pie no tropiece. Te entrego todas y cada una de mis acciones del día de mañana para realizarlas con amor y humildad, con esperanza, sintiendo que en cada instante extiendes tu mano para alejar el mal de mi camino.

Gracias, mi Señor, por sostenerme cuando necesito de Ti, cuando te pido ayuda siempre me respondes con rapidez. Esta noche también te entrego a todas las familias que están finalizando su día con situaciones duras, para que llegues a cada uno de esos hogares y sientan tu sanadora presencia en medio de ellos.

Quiero descansar en este día sintiendo que me amas, que ningún problema puede apartarme de tu increíble amor, nada puede apartarme de tu bendición, por eso no tengo dudas, porque sé que en Ti todo lo puedo hacer, porque eres mi Dios.

Amén.

Déjanos tu comentario